diciembre 01, 2021

ÍNDICE


ÍNDICE TEMÁTICO

historiapersonalidadesdatos
municipales

POLÍTICA CULTURA RELIGIÓN

TURISMO
enlaces

ÍNDICE GENERAL

HISTORIA


CULTURA


POLÍTICA


CRÓNICAS



FOLCLOR


BIOGRAFÍAS


EDUCACIÓN


GEOGRAFÍA


NOTICIAS



RELIGIÓN


TRAGEDIAS






.

julio 18, 2021

LA PAPINDÓ: FAMOSA LOCOMOTORA

 

La Papindó saliendo de Santa Marta

El Ferrocarril de Santa Marta partía cada día desde Santa Marta con destino al corregimiento de La Envidia (hoy Fundación). Tenía entre sus servicios un tren al que llamaban de palito, era una locomotora mixta; de carga y de pasajeros. Se llamaba de palito porque los asientos eran de madera, incómodos y por ello el pasaje mucho más económico, destinado al transporte de carga y pasajeros.

La máquina número 44, fue una de las primeras locomotoras de esta línea férrea, la que más vagones tiraba, y era maniobraba por “Kid Dunlop”, un célebre samario que combinaba los trabajos del tren con la práctica del boxeo. Su nombre de pila era José Dolores Erebrie Luxen, mejor conocido como Kid Dunlop (1918-1984), hijo de Alejandro Erebrie, quien salió huyendo en el año 1908 de Fort de France, Martinica, para aterrizar en Santa Marta con su esposa Agustine Luxén. 

En este tren de palito, los sábados y domingos, algunos habitantes de La Envidia, Buenos Aires, Aracataca, Zoneros, Cienagueros y Gaireros, después de sus jornadas de trabajo, tomaban este medio de transporte en dirección de Santa Marta, para deleitarse con los placeres sexuales de la francesa Madeleine, a quien apodaban “La Papindó”, cuya fama en sus servicios abarcaba toda la región. Fue tanta la popularidad de esta meretriz, que al tren de palito le colocaron el nombre de “La Papindó”, en honor a esta prostituta europea, la más codiciada por los obreros bananeros. 

Transcurrían los años en donde el espectáculo era ver transitar esos interminables trenes bananeros, cargados de fruta con destino al puerto samario, donde jacarandosa silbaba la Papindó, la más vieja de las locomotoras. Era usual en las diferentes estaciones de la línea del ferrocarril, escuchar a desesperados pasajeros expresar:

- “Está demorando en pasar “La Papindó”.

LA PROSTITUCIÓN

Peinado papindó

Con la llegada del ferrocarril y el auge bananero, desde principios del siglo XX, entre La Envidia y Santa Marta se comenzó a recibir influjos americanos y europeos, traídos por la hojarascas de inmigrantes que llegaron a esta región.

Este intercambio comercial propició la llegada no solo de mercancía y extranjeros, sino también la aparición de algunos vicios propios de estas culturas, como la prostitución europea, que cambiaron la mentalidad, costumbres y valores de esta región. Fue así como por los años de 1920, una hermosa y encantadora francesa, atraída por el auge de la industria bananera, llegó a la ciudad de Santa Marta con su llamativo peinado papindó, a lucrarse de la prostitución en los bares del sector norte, especialmente en la calle 8, llamada “Calle de las Piedras” o “Calle de la Perdición”, del barrio Pescaito. 

Ese peinado francés le valió el apodo de “La Papindó”, coqueta mujer que desde el primer día deslumbró a los samarios con su belleza, su corte de cabello y por su novedosa forma de ejercer su actividad sexual.

Entre todas las meretrices que pululaban por Santa Marta, las francesas eran las predilectas de los samarios, por esta razón se ganaron los títulos de “Mamasantonas”, “Damiselas”, “Collas”, “Putas”, de parte de las celosas damas de la sociedad samaria, por tener exaltados los bajos instintos de sus esposos. 

Hombres ansiosos que por sus atractivos físicosacudían a los salones de diversión de la calle de las piedras, donde afanados sitios con nombres franceses como: “Marie Petit”, “Paris S'illumine”, “Luces de Paris” y “La Francesa”, prestaban estos servicios. 

En estos salones conocidos en la jerga popular como: academias, bares, burdeles, cabarets o putiaderos, los hombres encontraban mujeres exuberantes y sin moral que les ayudaban a experimentar e iniciarse en los placeres mundanos, trayendo a Santa Marta una gran novedad: el sexo oral.

“La Papindó”, era la apetecida precisamente por esta desconocida práctica erótica. El atractivo del sexo oral causó tanta sensación y locura, que los clientes apartaban largos turnos para acostarse con Madeleine, mientras que los que no podían costear una velada con la encantadora ramera se limitaban a observar sus atributos en la penumbra de los focos rojos y confortados con media de ron Caña o siete letras. La revolución sexual en Santa Marta y la región había empezado.

Estas damiselas francesas en sus burdeles bañaban a sus clientes con soluciones de finas hierbas y aromas especiales traídas desde europa, que luego ellas mismas empezaron a fabricar en Santa Marta.

El peinado papindó fue la moda de la década veinte del siglo XX, cuando el glamour de París, se imponía en Santa Marta. Consistía en un corte y peinado corto, en todas sus partes, excepto en el copete.

Hay un canto inserto en “Lexicón del Valle de Upar” que dice: 

 Mijita que estás haciendo….? 
 cortándome el papindó 
 mijita no te lo cortes 
 que ya la moda pasó.


EL TREN Y FUNDACIÓN

Plano de 1911
Se puede apreciar a La Envidia
como el destino final del Ferrocarril 

El ferrocarril fue la causa del surgimiento del corregimiento de La Envidia desde finales del año 1906. Fue tanto el auge poblacional que provocó este medio de transporte en este territorio, que en pocos años pasó a ser una Villa importante, debido al crecimiento demográfico de inmigrantes extranjeros, ribereños y de otras regiones del país, que atraídos por la oportunidad comercial que la locomotora representaba buscaron en estos suelos mejor suerte.

En 1923 los habitantes de La Envidia al notar que la urbe crecía aceleradamente en tamaño e importancia geoeconómica,  y en consideración a que el nombre de la población causaba burla o vergüenza por lo indecoroso, decidieron cambiar de identidad política, tomando en consideración tres razones para la adopción del nuevo nombre:

1.  Que el predio donde crecía La Envidia se llamaba Finca San Francisco de Fundación;

2. El afluente que los bañaba tenía el nombre de río Fundación; 

3. La Estación del tren que estaba ubicada en el corregimiento de Buenos Aires, al otro lado del río, y que el 1923 las autoridades trasladaron para La Envidia era llamada Estación Fundación.

Hay que aclarar que a 4 kilómetros de La Envidia, en lo que hoy es la Hacienda Bocatoma, existía para la época una población que se llamaba La Nueva Fundación de San Carlos de San Sebastián, que era conocida abreviadamente como La Fundación, que nada tiene que ver con el surgimiento de La Envidia. Son dos poblaciones totalmente distintas, tanto en origen poblacional, como en cultura, y actividad económica. 

1. La Fundación de San Carlos, es una población que tuvo su origen por decisión de la Colonia Española. La Envidia tuvo su origen en el ferrocarril de Santa Marta y en época de la República.  

2. El origen de la población de La Fundación de San Carlos era irlandesa, francesa, pobladores de Turbaco y de la provincia de El Socorro, en el Virreinato de la Nueva Granada, la cual tuvo una en decadencia poblacional y desapareció por completo en el año 1939. La población de La Envidia en cambio estuvo compuesta desde sus inicios por obreros y contratistas de la compañía del ferrocarril que llegaron desde las riberas del río magdalena, y por personas de la provincia; luego por árabes, italianos, santandereanos, paisas...

3. La actividad económica de La Fundación de San Carlos era la agricultura y la ganadería. La actividad económica de La Envidia era el comercio, el desarrollo férreo, el transporte...

Pruebas:

En la creación del municipio de Aracataca, en su ordenanza de erección está claramente diferenciadas las dos poblaciones: aparece Fundación y La Envida como dos asentamientos políticos distintos.

Por estas razones no es científico asociar poblaciones totalmente distintas, solo por compartir semejanza en el nombre. Es como asimilar: Salamina con Salaminita; Cartagena de Indias con Cartagena del Chairá; Bogotá con Puerto Bogotá.  Esta discusión o malentendido no se estuviera presentando si La Envidia no hubiera cambiado de nombre.






TREN DE PALITO, AUTOFERRO, TREN DE LUJO Y EXPRESO DEL SOL

Cuando conocí el tren




De las cosas interesantes que encontré cuando nos mudamos a la calle de la Cruz (12) con carrera sexta en Santa Marta, fue que el ferrocarril cruzaba a dos cuadras por el lado de la calle y por la carrera a dos cuadras también. En el cruce de la calle o paso nivel había una caseta y allí permanecía un empleado de los ferrocarriles, el guardavía, que cuando el tren se aproximaba salía y agitaba una banderola para indicar a los conductores de los pocos vehículos que transitaban en ese entonces que debían detenerse hasta cuando el tren terminara de pasar.

Por muchas advertencias que nos hicieran en casa siempre nos atrevíamos a corretear por entre los rieles saltando por los durmientes. Muchas veces nos quedábamos sentados sobre las piedras a un lado de la vía viendo pasar la interminable cadena formada por los vagones de carga colorados que traían racimos de guineo verde para el puerto. El fuerte trepidar del paso de esos vagones sobre las uniones de los rieles hacía temblar la tierra y nos producía cierta opresión en el pecho. Había trenes que tenían más de cien vagones.

Cuando el tránsito automotor aumentó, la hilera de carros en la calle esperando que terminara el paso del tren también se hizo interminable. Ante el aumento de vehículos y la frecuencia del paso de los trenes cargados, fueron instaladas las barreras. Consistían éstas en una palanca larga fijada a un eje por un extremo. Cuando se acercaba el tren era bajada y quedaba cruzada a lo ancho de la calle para impedir el paso de los vehículos. El guardavía era el encargado de bajar y subir la barrera desde la caseta.

Por la mañana temprano salía el tren de pasajeros llamado "el especial" con destino a Fundación, parando en Ciénaga y estaciones intermedias. Halados por una locomotora de vapor, color negro, que resoplaba por los lados al movimiento de los pistones y expelía humo por la larga chimenea, seguían los vagones de pasajeros. Eran éstos hechos en madera sobre estructuras metálicas, pintados de verde. Se distinguían tres clases: de primera, dotados con sillas de dos puestos, con cojines abullonados y espaldares desplazables, que permitían cambiar el sentido de la orientación, ya sea con vista hacia delante o hacia atrás, lo cual hacía posible que dos sillas quedaran de frente entre sí.

Seguían los de segunda, con sillas de dos puestos, con espaldares fijos y fondos en madera y los de tercera que tenían una larga banca de madera a cada lado en la que debían acomodarse los pasajeros. Este tren regresaba en las horas de la tarde y recibía el nombre de "el ordinario".

Otro de los trenes era el llamado  "Tren de Palito" que llegaba hasta Gamarra y era mixto; esto es, de carga y de pasajeros. 

A partir de 1961, con la integración del Ferrocarril del Magdalena a la red del Ferrocarril del Atlántico, comenzó a operar el Autoferro con destino final Bogotá. Años más tarde empezaron a operar el tren de lujo y el expreso del sol.

Los trenes de pasajero llegaban a la Estación, un edificio verde con blanco que estaba al lado sur de la vía entre carreras 3ª y 4ª y con entrada por la calle 10 B.

El tren con los vagones colorados cargados con guineos verdes seguía en línea curva a la derecha hasta llegar al puerto para ser descargado. Los trenes de pasajeros al llegar quedaban con la locomotora en dirección a occidente, de modo que para un nuevo viaje debían cambiar de sentido. Utilizando de los mecanismos de cambio de vías continuaban la marcha por un ramal hacia la izquierda hasta llegar próximos a la calle de la Cruz (12), de ahí regresaban en reverso y por maniobras de los cambios de vías lograban ponerse en posición de partida.


junio 27, 2021

SINFORIANO RESTREPO ARIZA: DESTACADO LÍDER REGIONAL

 


SINFORIANO MIGUEL RESTREPO ARIZA 

Los pueblos, en su devenir  histórico, cuentan con figuras fulgurantes, que con el paso del tiempo se  convierten en símbolos o  íconos, que iluminan su historia, muchas veces, se les atribuyen acciones o realizaciones, que rayan en lo mítico; este es el caso de Sinforiano Restrepo Ariza, cariñosamente llamado Don Sinfo.

En Fundación despuntó como empresario y en El Copey se convirtió en la figura fulgurante de su historia.

Nació el 23 de septiembre de 1919, en el hogar conformado por Francisco Restrepo Posada y Susana Ariza, fruto de cuya unión también nacieron Francisco y Elvia Restrepo Ariza. 

Su padre adicionalmente tuvo otros treinta y tres hijos (33) con distintas mujeres, para conformar una prole de treinta y seis (36) miembros. Eran una época donde era usual encontrar en esta región la costumbre de hombres mujeriegos, con esposa, queridas y amancebadas, de cuyas relaciones pululaban hijos legítimos y naturales.

Algunos de estos descendientes vivieron en Fundación, como: Dorita, Magola, Jaime y Rafael Restrepo Torres, así como Francisco "Pacho" Restrepo dueño de la reconocida Hacienda Cara e Vaca, al igual que María, Rafael Enrique, Paulina, Rafael, la seño Torco.

Otros vivieron en Copey, como: Arturo y Saúl Restrepo Buelvas, Rosa Restrepo Payares, Jorge Restrepo Maestre, Raúl y Alcira Restrepo.

Eran también hermanos suyos Medardo, así como Carlos Restrepo Araujo, primer Alcalde popular de Bosconia.

EN FUNDACIÓN

La formación académica de don Sinforiano, no fue más allá de los estudios primarios. En su juventud vivió en Fundación donde vendió agua, después se dedicó a recoger ganado en las montañas y negociarlo. Pero su sentido común y audacia para los negocios le permitió estructurar un emporio económico, que incluía posesiones agropecuarias, flota área y otros negocios, logrando ejercer gran influencia en el área geopolítica conocida como el Magdalena Grande, (región que comprendía los departamentos del Magdalena, Cesar y La Guajira) alcanzando trascendencia nacional.  

Fue pionero de la aviación en el caribe Colombiano, impulsor de los ferrocarriles nacionales y de numerosas actividades en las áreas donde tenía sus propiedades. Entre sus haciendas, famosas por la calidad del ganado que criaba, se destacan: Manizales en Fundación; Burucuca ubicada entre Bosconia y El Difícil; Bethania en El Copey, y Gaviota en Plato. 

En el campo de la aviación, construyó una pista aérea en su pueblo natal La Junta Guajira, además de tener pistas de aterrizaje en sus estancias particulares, destacándose las de Betania y las gaviotas aptas para aterrizaje de avionetas y bimotores. En plena producción algodonera conformó su propia flota de avionetas para fumigación de cultivos, conocida como ALCE (Aero Servicios Agricolas del Cesar), la cual prestaba servicios en los procesos de asistencia técnica para el control de plagas en las áreas cultivadas. 

Participaba de manera activa en numerosas actividades: agrícolas, empresariales, sociales, y políticas, logrando adquirir bastos conocimientos sobre arroz, algodón, ganadería, economía y administración. Igualmente se destacó por la operación de diferentes medios de transporte, entre ellas sus destrezas para conducir maquinarias agricolas, o pilotear lanchas, así como su avión personal.  

En su vida social se le reconocía como ganadero, parrandero, empresario  y gallero de renombre. 

En 1950 animó al libanés Camilo George, propietario del almacén la Casa George,  para que materializara su idea de  realizar en Fundación, el primer festival vallenato del que se tenga noticia en Colombia, en una época donde se le conoció como concurso de acordeoneros. Este concurso se realizó desde 1950 hasta 1959, y don Sinfo fue jurado en las versiones de 1950 y 1951. 

Así mismo, en El Copey además de sus posesiones agropecuarias fue dueño de un centro de esparcimiento conocido como el Teatro Vilma.

FAMILIA

Casado con Leonor Gutiérrez Lacouture, nativa de San Juan del Cesar, Guajira;  fruto de esta unión son sus hijos Gonzalo, Hernán, Luis Alberto (Beto) y Fabiola Restrepo Gutiérrez. 

Pero también tuvo otros hijos, convivió con Pastora Celedón Olivella, de cuya unión nace su hija mayor Amanda Restrepo Celedón y tres descendientes más, y con Marina Bermúdez Andrade dejó como descendiente a  Elvia Patricia  Restrepo Bermúdez. Fue también hijo suyo José Miguel Restrepo "Greco".

EN EL COPEY

Se vincula establemente al Copey en el año 1952, al adquirir su afamada hacienda Bethania, a partir de ese momento se convierte en el máximo referente de la política local, lidera junto con su entorno cercano el proceso de convertir el entonces caserío en corregimiento, objetivo que se logra en septiembre de 1953. A partir de allí desempeñó las funciones de máxima autoridad actuando como inspector.

Luego se propone alcanzar la categoría de municipio, convirtiéndose en el líder más representativo en esta cruzada, primero ante la Asamblea del Magdalena, y años más tarde ante la asamblea del Cesar.

Encabezaba la comitiva del comité pro municipalidad en los viajes a la ciudad de Valledupar, el día del triunfo estuvo acompañado de decenas de copeyanos, quienes aglutinados en un camión se trasladaron hasta la plaza Alfonso López para apoyar esta gesta, en una jornada de gran agitación donde don Sinfo y la delegación vociferaban arengas de independencia administrativa, algunos de ellos desde la copa de los palos de mango de la emblemática plaza. Fue día en donde el ilustre empresario repartió alimentos y bebidas  a ese pueblo cívico que le acompañaba.  

El municipio de El Copey fue creado el 3 de noviembre de 1971, el Gobernador Manuel Germán Cuello, nombra como su primer Alcalde a Don Sinforiano, en reconocimiento a su lucha por alcanzar esta municipalidad, mediante el decreto 017, del 13 de enero de 1972. Permanece en el cargo sólo tres meses, por presentación de su renuncia. En una segunda oportunidad volvió a administrar los destinos del municipio, nombrado mediante decreto 379 de agosto 20 de 1974, firmado por el gobernador Luis Roberto García, permaneciendo en el cargo hasta el  8 de abril  de 1975. 

Sus habitantes recuerdan gestos administrativos que hablaban de su desprendimiento, como el que cuando recibía el sueldo, de unos 2.500 mensuales, lo endosaba y lo destinaba a cubrir las necesidades de pupitres e infraestructuras de las escuelas de la época.

También le recuerda como la persona que logró la construcción del Hospital y acueducto de El Copey, y como la persona abastecía la localidad de leche y carne.

Fue también un aficionado a los gallos, y los caballos, se le recuerda uno de color blanco, de raza fina, muy inteligente y adiestrado, a tal punto que cuando su dueño lo iba a montar, le tocaba la silla y éste se bajaba para que el amo lo montara con comodidad, era el espectáculo en las ferias ganaderas que don Sinfo también ayudaba a organizar en El Copey.

Don Sinfo


VIDA PÚBLICA

En desarrollo de su carrera política figuró como candidato a la cámara de representantes en un intento fallido, pero su mayor logro lo alcanza en el gobierno de Alfonso López Michelsen (1974-1978) cuando es designado representante del presidente de la República ante la junta directiva de los ferrocarriles nacionales.

EL EMPRESARIO

Fue un empresario nato y exitoso, su proyección nace en Fundación donde vivió con sus hermanos, en su paso por esta ciudad y con su gran olfato para los negocios, estableció una fábrica de hielo, adquirió su amor por el campo y se inició en la compra y venta de ganado, llegando incluso a poseer reconocimiento nacional, tal y como lo recordara el ex ministro Crispín Villazón de Armas en su homenaje de despedida publicado por el diario El Espectador. Restrepo además de Cebú y Pardo suizo crió ganado mejorado de la “raza Betania”, fruto de los complejos cruces de razas que hacía. La muerte temprana frustró el proyecto de montar un gran frigorífico para la exportación de carnes, que gerenciaría su hijo Gonzalo (fallecido también en el accidente), quien se había preparado en Estados Unidos para tomar las riendas de la agroindustria.

MUERTE

Muere a la edad de 59 años en un accidente aéreo ocurrido el 3 de noviembre del 1978, cuando se trasladaba en una avioneta, piloteada por él,  con destino a su hacienda Burucuca. Se transportaba con cuatro personas una de ellas su hijo Gonzalo Restrepo Gutiérrez y Alejandro Castillo, administrador general de las hacienda, quienes también perdieron la vida.

El accidente fue impresionante, todo Copey desconsolado se agolpó en la funeraria del Negrito Ayure, donde prepararon los cuerpos. Fue un día muy triste para la población de lamentable recordación.

Curiosamente falleció el mismo día que siete (7) años antes había sido erigido como municipio El Copey, por lo que tanto luchó. 

Su muerte significó la pérdida del máximo líder la municipalidad de El Copey, la de un líder regional de gran influencia y la del empresario exitoso. 

Sus descendientes aún mantienen vínculos con El Copey, su hacienda Bethania se destaca como uno de los mejores criaderos de ganado brahmán rojo del país, tradición que continuó su hijo: Luis Alberto "Beto" Restrepo Gutiérrez.


LUIS CAMILO LABORDE RESTREPO

Un sobrino de don Sinforiano: Luis Camilo Laborde Restrepo, hijo de su hermana Elvia, fue el primer Alcalde popular de El Copey.

Luis Camilo llegó a El Copey, a principios de los años setenta; llamado por su tío Sinforiano para que lo acompañara y le administrara la Hacienda Bethania. En esta ciudad realiza diferentes sociedades en negocios agropecuarios como: cultivo de algodón, sorgo y ganadería. Para beneficio de los ganaderos de la región logran que aledaño a la hacienda Bethania, se instale la central de acopio de la multinacional Nestlé conocida como CICOLAC, lo cual permite que los productores de leche puedan comercializar su producto. 

Así mismo, acompaña a Sinforiano en las gestiones para la creación del municipio de El Copey, junto a sus tíos Raúl Restrepo Amaris, Carlos Restrepo Araujo, Jorge Maestre Restrepo, Arturo, Alcira, Saúl y Rosita Restrepo. 

Entre 1970 y 1976 es miembro directivo de la Corporación Algodonera del Litoral CORAL, funda junto con otros agricultores de la región la Cooperativa de algodoneros del Ariguaní. 

Amante del campo adquiere un predio rural, en el municipio de Ariguaní, al que denominó Hacienda Elvia Rosa en honor a su madre e hijas mayores. En esta posesión desarrolló a lo largo de su vida diferentes proyectos agropecuarios productivos constituyéndose en una empresa generadora de empleo para muchas personas de la región del valle del Ariguaní, en su actividades de: Ganadería, Porcicultura, piscicultura, avicultura, capricultura, cultivos de maíz, sorgo, arroz y frutales y elaboración de productos lácteos entre otros.

Luis Camilo fue un hombre que se caracterizó por su espíritu cívico y de servicio a la comunidad como prueba de ello queda que conjuntamente con los Hermanos Carranza Ortiz, Carlos Restrepo Araujo y Rafael Daza Noguera donaron el lote donde se construyó la central de TELECOM en el municipio y que fue durante muchos años el único medio de comunicación a distancia con el que contaban los habitantes. Así mismo, donó siete hectáreas de terreno donde actualmente se ubica el barrio San Martín del municipio, el cual había sido estructurado como una invasión.

En el ámbito político, se caracterizó por ser un enérgico militante del partido liberal, tradición que heredó de su familia, puesto que sus antepasados habían sido regios defensores del liberalismo, al punto que su abuelo participó en la guerra de los mil días, defendiendo la bandera roja del liberalismo. 

En su recorrido político, fue elegido concejal por el Municipio del El Copey en los periodos 1974-1976, 1980-1982, 1982-1984, 1984-1988, en el periodo entre 1976 y 1978 fue Diputado por el Departamento del Cesar en fórmula con Milciades Cantillo Costa, para esta época se gestaron importantes proyectos de ordenanza, como el que hizo posible la construcción de la planta física de la Institución Educativa Agrícola, la conversión del puesto de salud en hospital San Roque.

En 1978 fue nombrado Alcalde municipal en propiedad, mediante decreto 047 de mayo 7 de ese año, firmado por el entonces gobernador del departamento Jaime Murgas Arzuaga; permaneciendo en el cargo hasta abril 17 de 1979, en este periodo se produjo la inauguración del acueducto regional Copey-Caracolicito, construcción de la planta física del antiguo Hospital San Roque con aporte importante del gremio algodonero, gestionó la llegada de las tiendas del desaparecido Instituto de mercadeo agropecuario IDEMA, que le compraban los productos a los campesinos y los vendían a bajo costo a la comunidad, construyó el puesto de salud de Bosconia, que en ese entonces era corregimiento de El Copey, e inauguró la nueve sede del Mercado Público municipal.

 En el anecdotario del municipio, queda que el salario lo donaba para el sostenimiento de la banda de música del municipio.

El 13 de marzo 1988 fue elegido como el primer alcalde por elección popular en el municipio.

Luis Camilo, nació en Aracataca, el 11 de marzo de 1939 en el hogar conformado por Manuel Domingo Laborde Gnecco, y Elvia Elena Restrepo Ariza, el padre nativo de Villanueva y la madre de San Juan del Cesar departamento de la Guajira. Fruto de este hogar fueron ocho hijos: Antonio Joaquín, Manuel (Maneco), Teresa, Luis Camilo (Lucho), Genoveva, Francisco, Elvia Elena y Rosa María. La pareja, siendo nativos de la guajira fijaron su residencia en la Zona Bananera, a donde llegaron en busca de mejores horizontes laborales. 

Sus padres se vincularon a United Fruit Company, donde Manuel Domingo se desempeñó como contador. Elvia Elena, tenía una alta formación académica, había sido educada en un internado en Londres; por lo cual manejaba perfectamente el inglés y aprendió finas costumbres europeas, esto sería fundamental, para lograr la formación de su hijo Luis Camilo. Como lo narra su hijo José Luis: “Lucho fue un niño que comenzó hablar tardíamente pero gracias al esfuerzo de su madre que le realizaba terapias en casa con instrumentos que emitían sonidos, música y clases de fonética y ejercicios linguales, trabalenguas etc., logró desarrollarle el habla y el lenguaje al pequeño Lucho, manifestando que un hijo de Elvia Restrepo no podía ser tartamudo, y como ella se había formado en Londres, le cantaba en Ingles, hermosas canciones con todo el amor y dedicación de una madre”. De esas dificultades infantiles, conservó el rotacismo, o dificultad para pronunciar la R.

Se gradúa como Bachiller a los 17 años de edad, en el Colegio Moreno y Escandón de la ciudad de Bogotá y en 1962 Recibe el título de Contador General del Instituto Técnico de Contaduría Especializada. 

Fue un hombre Amante del campo, de la Ganadería y los buenos caballos, destacándose por ser un gran jinete. Trabajó en la Secretaría de Agricultura del Departamento del Magdalena, desempeñándose como visitador y vacunador, posteriormente se vincula a la empresa Bavaria donde por cerca de 10 años labora como coordinador de mercadeo, gozando de gran aprecio por sus compañeros, allí demuestra su capacidad de liderazgo siendo escogido como miembro de las Directivas del sindicato de la Empresa.

Caballero auténtico, de excelente presencia, buena estampa, buen trato, excelentes modales y gran distinción; cualidades que lo convirtieron en un hombre que cautivaba a las damas en todo tiempo, lo cual condujo a que tuviera varias relaciones.

En los años 60 Contrae nupcias con Helena Calderón, de cuya unión nacen Rosa María, Mauricio, Manuel Domingo y Elvia Helena Laborde Calderón; de la unión con Martha Gómez Bolívar nace José Luis Laborde Gómez; Con Magaly Herrera procrea a Rafael Alfonso Laborde Herrera; de la unión con Neyla Navarro nacen Luis Camilo y Elvia Emilia Laborde Navarro y de la relación con Mandolina Torres nace Pastor María Laborde Torres.

En el año 2000 Copey vivía una situación de extrema crisis política, motivada por el asesinato de dos alcaldes elegidos popularmente, y por la sobreviniente interinidad que esto generó, en este escenario aspira nuevamente a la alcaldía municipal siendo derrotado por Félix Martínez Centeno, en las elecciones realizadas el 29 de octubre del año 2000. Como era un hombre de firmes, convicciones y de férreo carácter, continuó en la arena política y en el año 2001 emprende campaña como candidato a la Cámara de representantes, buscando representar a la provincia y a los municipios olvidados del Cesar en el congreso de la República. En ese entonces el departamento era azotado por el conflicto armado que extendió sus tentáculos hasta la actividad política, sin medir los riesgos, continuó su campaña hasta el fatídico 22 de Diciembre de 2001, donde en la vía que de Bosconia conduce a Pueblo Nuevo Magdalena, fue abordado por un grupo que lo obligó a bajar del vehículo donde se desplazaba, negándose a la solicitud de su verdugo que le ordenó arrodillarse, a quien le expresó. “a mi usted me mata de pié, no me arrodillo ante ningún hombre”. Fue ultimado por orden del comandante de las AUC: Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40, conforme lo han declarado en los Procesos de Justicia y Paz.

Un hermano suyo: Manuel Laborde Restrepo "Maneco", también fue alcalde de El Copey.


noviembre 01, 2020

CHITO

El eterno niño de los Fundanenses


Fundación tiene Himno, Bandera y Chito

Varias generaciones de fundanenses disfrutaron durante muchos años de este personaje pintoresco de la ciudad, una verdadera leyenda urbana que se convirtió en ícono de nuestra cultura y en patrimonio humano e histórico de la localidad.

JULIÁN JOSÉ RUIZ CANTILLO, era su nombre de pila y por el que nunca fue conocido, nació un 1 de octubre de 1946, y falleció a los 74 años un 31 de octubre del 2020, un día de los niños en la fiesta de Halloween, en medio de una terrible inundación del río Fundación, quizás como expresión de la tristeza por su partida.

Su niñez y adolescencia se desarrolló en el callejón de la Estrella Roja del Barrio Las Tablitas, desde temprana edad sus contemporáneos gozaron de sus inocentes ilusiones, sus vecinos fueron testigos de sus inicios por las calurosas calles de Fundación, donde en aquella época era usual verlo detrás de las faldas de su madre. Cuando pudo desplazarse de manera independiente adoptó una rutina inquebrantable: salía de su casa cada mañana, pasaba por la planta de la Mocha, tomaba la calle 9 en dirección al Cementerio San Rafael, para luego tomar la carrera 8va con destino a La Estación del Tren. En su trayecto la población disfrutaba de sus ingenuidades y ocurrencias, algunos le brindaban dádivas por lo precario de la situación de su familia. Su debilidad era el guarapo de Remigio el cual tomaba frente al desaparecido Teatro Varidades, la sopa de la señora Rosa, pero sobretodo ver llegar el Ordinario, aquel tren proveniente de Santa Marta lleno de carga y pasajeros, y esperaba hasta su regreso a las 2:30 de la tarde, luego volvía a su casa por el mismo recorrido. 

La llegada del Tren a Fundación por la calle 3 hasta el mercado publico le llenaba de mucha fascinación, representaba para él un mundo mágico que lo invitaba a contagiar con sus picardías y gracias a los pasajeros, a las meretrices que andaban en búsqueda de diversión, o a los maleteros y coteros que se lucraban de este servicio. La locomotora arribaba con su acostumbrada algarabía, la bandera roja se agitaba anunciando que el maquinista se detendría, sus pasajeros presurosos y calurosos descendían, mientras otros aguardaban para ingresar. De los vagones bajaban o subían productos de pancoger, mercancías, ganado, cemento y materiales de construcción. Estas imágenes lo llenaban de adrenalina infantil, forjaron al niño ingenuo e inocente que siempre fue hasta su muerte. 

El ferrocarril fue importante para Fundación, y eso muy pocos lo recuerdan, jalonó y dinamizó su economía, la llenó de vida y progreso, atrajo a muchos extranjeros y personas del interior del país, que luego generaron riqueza y trabajo en esa comarca.



CHITO UN BRINQUITO!




Este célebre personaje de Fundación, es recordado por sus ingeniosas salidas divertidas, ingenuas y espontáneas, entre ellas la más famosa: Chito un brinquito!

Chito un brinquito!, era aquella frase que sus paisanos le expresaban a esta leyenda urbana, a lo cual él respondía con un leve y característico salto. En algunas ocasiones objetaba: nombe toy cansao!.

Tenía dificultad para expresar correctamente algunas frases, sus más recordadas:
Chito préstame un destornillador: no tengo detonayadol !

Vendeme un alfirere.. 
Talamameque!
Jueguenos, no importa que no sea domingo!

Quiero jugar a los vierne.

Chito jugamos al mojao: No el vierne!

Hoy toca jugá, yo juego los mates!.

jueguemo no importa que se lune.

Por qué se fue la Luz: por qué se quemó el Informador... por decir el transformador.

A sus imprudencias alegaba: fue jugandito!, sobre todo cuando le jalaba el pelo a las desprevenidas.

Para pedir una limosna decía: Dame cien peso!.

hoy es lunes, mañana martes, pasao miélcoles... y así iba describiendo los días sucesivamente.


LA LEYENDA 


Hablar de CHITO, es retroceder en el tiempo, es recordar nuestra romántica niñez, llena de aventuras y de incontables vivencias, fue el amigo que nunca creció, que se mantuvo intacto en su frágil inocencia, un Ángel que divertía y le sacaba una sonrisa a quien lo trataba, un ser que aunque pasé el tiempo será recordado por siempre en la memoria colectiva de los fundanenses.

Usualmente era normal verlo deambular descalzo y descuidado, caminando con su propio estilo militar, y con sus tradicionales pantalones. Cuando desapareció el tren se dedicó por los años 70s y 80s como vocero de los buses, anunciando sus destinos: ciégana, ciégana, ciégana...

Algunos fundanenses le colocaban encargos, a los que siempre respondió con mucha honradez. También era normal verlo en la Iglesia San Rafael asistiendo a la Santa Misa y participando de los actos de culto.

SU MUERTE


El 31 de Octubre del 2020 Fundación se despertó con dos noticias de lamentar: la muerte de nuestro símbolo de la inocencia, del eterno niño de Fundación; y una abatida más de nuestro río, con miles de damnificados.

Había partido el hombre del brinquito y del destornillador, el de corazón puro y noble, que no conoció la maldad ni el rencor. Varias generaciones crecieron viendo a un niño en cuerpo de hombre, que recorría las calles a pie descalzo, que no producía miedo sino alegría.

Desde hacía unos años padecía algunos quebrantos de salud que limitaron su presencia en nuestras calles, la cual fue agravada por su situación económica. Fueron varias las campañas que se convocaron por parte de los integrantes de la Fundación Tierra De Orgullo, que invitaban salvar la vida de esta persona que durante muchos años sacó sonrisas por su forma de ser, a esta campaña de suplir sus necesidades médicas y de alimentación se unieron algunas personas y profesionales, siendo Monseñor Dairo Navarro su mayor benefactor.

Unos días antes de su partida, el 1 de octubre día de su cumpleaños, Yenis Mercado le llevó un obsequio, y con lagrimas en sus ojos le manifestó que deseaba ir a Misa el domingo, y le preguntó que cuando volvía a visitarlo, pero que no fuera mañana, sino pasado mañana, expresiones que ni en su ancianidad dejó de sorprender por su inocencia. 

Un par de días antes de su muerte fue remitido al Hospital San Rafael con una hemorragia interna severa que provocó su partida, llevándose su ingenuidad y brinquitos para el Cielo, convirtiéndose en todo un personaje insigne y mitológico de la ciudad, dejando una nostalgia profunda en quienes lo trataron por su picardía, jocosidad y ternura.

En sus últimos años fue cuidado por sus hermanos Ricardo y Adela.



DEDICATORIA DE MAY VÉLEZ

Dedicado a Mi Niño Eterno Chito! A quien siempre valore con Admiración y cariño. (Q.E.P.D)
Si algún día me voy antes que tú, trata de caminar con los ojos cerrados en madrugadas y silbar un canto inventado para apaciguar el silencio de los gallos y trenes que descubrimos, tomate el café siempre sonriendo y deja en la mesa de noche las palabras que murmurabas entre sueños viajeros, si algún día me voy antes que tú.....no olvides decirle a mi madre entre oraciones o palabras directas, que en algún camino de esos que no conocemos, nos encontraremos para que por fin entienda que siempre quise estar en casa. Mi café contigo donde quiera que te encuentres.

OTRAS FOTOS

Mural en su honor




En Misa

Con May Vélez


Con su hermano estando enfermo

En su último cumpleaños




Nota: Agradecemos a quien nos pueda dar información sobre los nombres de sus padres, y otros datos biográficos de Chito. Favor dejar la información en los comentarios de este articulo. Gracias




.

Escribenos: esquinadelprogreso@gmail.com