septiembre 18, 2021

MANE PATA PELÁ



Manuel Vega - Mane Pata Pelá

Manuel Bocanegra Vega, conocido como Manuel Vega, o Mane Pata Pelá, fue un acordeonero que ejecutó este instrumento como uno de los grandes profesionales de la música vallenata. Fue el más extrovertido de sus hermanos, de ahí los apelativos de “El Loco” o “El Buitre”. 

Era quizás uno de los acordeoneros más rápidos en la ejecución del acordeón, y se distinguía además por su carisma y canto.

Nació en Carreto, Magdalena, hijo de Erasmo Bocanegra y Nicolasa Vega a quien apodaban “La Carpintera”. Sus hermanos Erasmo, Carmen, José María, Manuel y Simón. Esta familia se dedicaba a la carpintería, por ello el remoquete a su madre.

El primer acordeón que tuvo Manuel Vega, se lo regaló un político de Fundación, cuando aún vivía en Bellavista, por aquel entonces corregimiento de Fundación.

Mañe tocaba el disco del Binomio de Oro, “El que espabila pierde” con una precisión, digitación y talento que impresionaba a sus oyentes, dado a que ejecutaba el acordeón con la misma exactitud con la que fue grabada por Israel Romero. Otra canción que tocaba con igual precisión era “Estaquillo”, que grabó Juancho Rois con Juan Piña.

Mane Pata Pelá, era un excelente ejecutor del acordeón, él manifestaba que era el único acordeonero que Alfredo Gutiérrez respetaba. Igualmente era apreciado por Israel Romero y Jorge Oñate, por su alto talento en la ejecución, la improvisación y la creación de sones, que no se limitaba al acordeón, ya que también tocaba la violina y el tambor.

Era tan alto su talento musical, que empezaba tocando un paseo y sin que causara una ruptura en la ejecución pasaba a tocar otro ritmo sin hacer pausa ni llamar la atención. 

En Fundación era usual verlo tocar el acordeón en la KZ Vallenata cuando se presentaba Rafael Orozco o Jorge Oñate, al igual que en la KZ Pioner de Aracataca. Estas agrupaciones por sus dotes artísticos  le permitían integrarse a sus presentaciones, no solo para destacar su talento, sino también para copiarse algunos de sus pases fruto de su innata creatividad. Jorge Oñate apenas llegaba a Fundación lo ubicaba para disfrutar de sus talentos. Israel Romero al único que le prestaba su acordeón era a este artista callejero, para que le interpretara sus melodías.

De igual manera cada vez que llegaba un conjunto de renombre a Fundación, Mañe les arrebataba el acordeón para ejecutar el himno de esta ciudad: Jardín de Fundación. 

En las fiestas de agosto en Fundación o de la feria ganadera, era usual encontrarlo en las parrandas de Jaime Bornacelli, Danielito Robayo, Genito o Toño Andrade.... También era común encontrarlo en las madrugadas del mercado público, en un mano a mano con artistas locales.

En sus últimos años de vida se le recuerda en un Festival que se realizó en el parque 7 de agosto, tocando la caja al lado de su hermano Erasmo, ya que Mane así como tocaba con maestría el acordeón, tocaba con destreza la Caja, a tal punto que una ocasión en una parranda en casa de Danielito Robayo, le quitó la Caja al gran Pablo López, con la intención de “perratearlo”.

Ejecutaba de maravilla, el acordeón y él eran uno solo, hacía parecer fácil sacar las notas a este instrumento, en una ocasión con Oñate en La Pioner brindó un espectáculo majestuoso de grata recordación.

Era un genio del acordeón, de esos irrepetibles, varios adolescentes de Fundación tuvieron el privilegio de recibir sus clases de música, entre ellos Jaime Luis Bornacelli, quien llegó a ser Rey Infantil en el Festival Vallenato de Valledupar. 

Poseía el don de imitar a todos los acordeoneros, en especial a Aníbal Velásquez y Alfredo Gutiérrez, hasta con los pies ejecutaba con maestría el instrumento del vallenato.

También era una persona con un agudo sentido del humor, en una ocasión lo internaron en el Hospital San Rafael y al momento que el médico da la orden de aplicarle un suero, él contesta jocosamente: “ojalá sea con yuca”.

Mañe no llegó más lejos en el mundo vallenato por su adicción a las drogas y al alcohol, era un consumidor asiduo de Ron Caña y de Bazuco, conocido como “la bareta”. 

La Droga acabó con este gran intérprete de la música vallenata, en sus últimos años era usual verlo deambular por las calles de Fundación de mal aspecto y durmiendo en la Bomba de San Rafael.

Mane tuvo dos hijos: José y Erika.

De momento no sabemos la fecha de su nacimiento, ni de su muerte.


ERASMO BOCANEGRA VEGA


Erasmo hermano de Mane, se inició en el arte de tocar acordeón a la edad de 7 años en su pueblo natal Carreto, corregimiento de El Piñón, Magdalena. Se residenció desde muy joven en Sabanas de San Ángel y luego en Bellavista, entonces corregimiento de Fundación.

Desde muy jóven al lado de su madre Nicolasa y hermanos, empezó a recorrer el departamento del Magdalena; sobre todo en Fundación, Bellavista, San Ángel. Fue en Bellavista, hoy corregimiento de Algarrobo, donde se forjaron musicalmente.

A la edad de once años compuso su primera canción titulada: "El Palito de Guayaba". El reconocido cantante vallenato Freddy Andrade le grabó una canción titulada “El Palomo”. 

Erasmo fue coronado Rey del Festival del Hombre Caimán, realizado en Plato en el año 2000. Fue telonero de viejos acordeoneros, como: Alejo Durán, Abel Antonio Villa, Andrés Landero, Juancho Polo Valencia y Luís Enrique Martínez. 

Viviendo en Bellavista tuvo un picó llamado el “Desparamitiguador”. En esa población tuvo cuatro mujeres, y le decían “Nariz Ancha”.

CONJUNTO DE LOS HERMANO VEGA

El Conjunto de Los Hermanos Vega, estaba compuesto por los hijos de Nicolasa Vega “La Carpintera” y Erasmo Bocanegra. Hacían parte de la agrupación: Erasmo, Carmen, José María y Manuel. Su otro hermano Simón, al igual que los demás, era un destacado carpintero, de ahí el remoquete a su querida madre de “La Carpintera”.

Al conjunto de los hermanos Vega, lo bautizaron con el apodo de “Los Pata Pelá” debido a que en su juventud andaban descalzos. Al respecto Freddy Andrade cantante de Fundación, quien comenzó su vida musical con ellos, manifiesta: “Pata Pelá”, fue el nombre que le colocaron porque en sus inicios los llevaba la mamá a cada parranda, con los pies descalzos.


JUANCHO PITRE



Juan José Pitre Bocanegra, conocido en el mundo artístico como JUANCHO PITRE, nació en Bellavista, en el año 1964.

Es músico desde los 10 años, edad desde la cual ha consolidado un gran talento para la interpretación de la Caja y la Guacharaca, arte que lo llevó a su corta edad a compartir escenarios con los más grandes Juglares como: Luis Enrique Martínez y Abel Antonio Villa.

Junto con sus tíos Erasmo y Manuel Vega, hizo parte del Conjunto de Los Hermanos Vega, con quienes consolidó su extensa carrera de éxitos. 

Igualmente acompañó a los artista fundanenses: Kily Santana y Elder Díaz.

Sus altas condiciones humanas y su gran talento artístico, le han permitido acompañar a varias promesas del vallenato, dotes que además han apreciado artistas de talla internacional con los cuales ha compartido tarima en diferentes partes de Colombia, incluidas presentaciones en el histórico festival vallenato de la ciudad de Valledupar, y con los cuales a obtenido un sinnúmero de reconocimientos.


.


2 comentarios:

  1. Buen articulo. que pesar que no tenga una foto de Mane, para recordarlo

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones a esta pagina, por recordarnos nuestra historia y nuestra cultura

    ResponderEliminar

Escribenos: esquinadelprogreso@gmail.com