viernes, 9 de febrero de 2018

LOS RECUERDOS DE MI INFANCIA



Por Irina Riascos

De los recuerdos de mi infancia en Fundación, que marcaron para siempre mi vida, les contaré algunos, seguramente faltarán muchos detalles, pero ha pasado mucho tiempo y nadie se baña dos veces en el mismo río.

LA MOCHA

Hubo una época que la electricidad la teníamos solo por algunas horas al día, provenía de una planta eléctrica que funcionaba por poco tiempo y que era propiedad de una señora apodada la mocha. Para compensar su insuficiencia se empleaban lámparas de petróleo. 

Por las noches nuestros abuelos y mayores nos divertían con sus cuentos de horror que manifestaban haber experimentado, la oscuridad ayudaba a encender la imaginación y aumentar el miedo. Por ese entonces no había persona en Fundación que regresando de una finca o saliendo de noche no haya visto un duende, oido la llorona, el mohán, la bruja y otros fenómenos paranormales más...

LOS VIERNES SANTOS

Las mujeres el viernes Santo se vestían de luto, se escuchaba solo música gregoriana y se comía solo los dulces preparados en casa y los donados con afecto por  parientes y amigos. 

Eran días lúgubres y silenciosos, en donde no se cocinaba, ni se bebía y mucho menos paseaba por miedo a la tragedia.

EL TREN DE PALITO


Uno de los trenes que pasaban por Fundación, era el famoso tren de palito, le decían de esta forma ya que sus sillas eran de madera y con cero comodidad.

Los taxis que eran jeep, aunque mas económicos los carros de mula, el más famoso era el de Juan Rua.

A Cataca no se iba en bus, se iba en chivita y el monopolio lo tenían los primos Papi y Toño Granados con la Hojita (el apellido en realidad es Diazgranados pero nosotros cambiamos todo, a nuestro gusto y comodidad).

LOS BARES

Los bares en la Estación de Transporte no eran cantinas sino "salibones", y la gente de "bien" no se dejaba ver por esos lares, al menos de día.

EL TEATRO

La mayor diversión era ir al cine, antes del cómodo y moderno cine Lord, existió el Variedades y el Paraiso. 

Al Variedades no podías ir sin pedir permiso de los mayores, ya que Bejeres uno de los que vendía las boletas, te sapeaba. 

En este teatro presentaban dos películas, la primera estelar y la segunda era la del día anterior. Este lugar fue testigo del nacimiento de muchos amores clandestinos.

LA TELEVISIÓN

Cuando apareció la televisión, esta no era LED ni  plasma ni LCD, era en blanco y negro. Veíamos solo dos canales el once y el trece. Era  obligación era ver el minuto de Dios que nos acompañaba al momento de cenar.

Nuestros smartphone de entonces era el noticiario de Marcos Pérez, por él te enterabas quien buscaba a quien y porqué, además sabías quien estaba enfermo, quien grave y donde.

LOS TELEGRAMAS



Nuestros e-mail eran los marconi, se iba a telecom donde te cobraban por palabras palabras y por ello estábamos obligados a ser concisos y breves  tenías que ser conciso para pagar menos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...