agosto 08, 2021

VÍCTOR VILLARREAL RUEDA

Ganadero, dirigente político y social

(1943 – 1991)

El reconocido ganadero y dirigente liberal nació un 1 de febrero de 1943, en La Fuente, corregimiento de Zapatoca, Santander, en el hogar conformado por Don Pablo Villarreal García y Doña Concepción Rueda, siendo el cuarto de ocho hermanos: Modesta, Mimí, Alberto, Víctor, Gilma, Cecilia, Manolo y Doris Villarreal Rueda.

Sus estudios de bachiller los inició en Zapatoca y los culminó en la Escuela Normal de Bucaramanga, posteriormente se formó como técnico en ganadería, por medio de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú (ASOCEBU).

En los inicios de su vida laboral se desempeñó como docente de Español en Zapatoca, luego cuando su familia se radicara en la costa caribe se dedicó a las actividades agropecuarias tanto en Fundación como en El Copey.

Su padre Don Pablo Villarreal en la década de 1950 adquirió la Hacienda La Estrella en el municipio de El Copey, esta posesión con el paso del tiempo pasaría a su poder y se convertiría en el centro de su actividad económica.

Victor convirtió su hacienda La Estrella, en una de las más importantes y prósperas de la región, paralelo a ello se vincula a la actividad política, como militante del partido liberal, logrando ser Concejal, y alcalde del municipio de El Copey, así como Diputado del Departamento del Cesar.

Su nombre aparece registrado como presidente de la junta de la corporación de ferias y fiestas del municipio en el año 1972, encargada de organizar las primeras festividades desarrolladas en El Copey estrenando su condición de municipio.

Su condición humana y posicionamiento económico, le permitió adquirir un gran liderazgo protagónico al lado de dirigentes como Víctor Prieto, Luis Laborde, Sinforiano Restrepo y más tarde Humberto Carranza y José Antonio Pumarejo, entre otros, con quienes adelantó varios procesos electorales a nivel local y departamental.

Fue nombrado Alcalde de El Copey mediante decreto 0765 de abril 18 de 1979, firmado por el gobernador del Cesar don José Guillermo (Pepe) Castro Castro. Se posesionó del cargo el 25 febrero hasta el 4 de septiembre del mismo año.

A Víctor lo recuerdan como un hombre alegre, sincero, espontáneo, amiguero y de carácter, siempre preocupado por el progreso de la región y por el desarrollo del sector agropecua.

MATRIMONIO


Contrajo matrimonio con Clara Patricia Lozano Villarreal, prima suya, un 5 de noviembre de 1988, en la Iglesia Torcoroma de Barranquilla, de cuya unión no nacieron hijos.

La violencia que tanto golpeó al territorio  colombiano, cobró su vida el 23 de febrero de 1991, cuando fue asesinado en un retén de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), a la altura del corregimiento de Caracolicito y cuando solo tenía 48 años y de matrimonio reciente. 

Para esa época se desempeñaba como Diputado del Departamento del Cesar. Al momento de su muerte, se desplazaba en su vehículo particular en compañía de su esposa y un conductor rumbo a Fundación donde residía. 

Su muerte conmocionó la región, que perdió no solamente a un excelente ser humano sino también a un dirigente con una promisoria carrera política. 

Después de su fallecimiento su esposa se radicó en la ciudad de Barranquilla, y su hacienda “La Estrella” fue parcelada por instituto Colombiano de Reforma Agraria (INCORA) y actualmente se identifica con el nombre de vereda El Espinal.

Clarita con Benito y sus hijos

Clarita luego de enviudar contrajo matrimonio con el ganadero Benito Rueda Rueda, de cuya unión nacieron tres hijos.

FAMILIA

Álvaro Garrido y
Gilma Villarreal

Algunos de los hermanos de Víctor Villarreal, también han contribuido al desarrollo de Fundación y de la región: doña Mimí, casada con el desaparecido ganadero Alirio Otero Serrano, quienes adquirieron grandes extensiones de tierras dedicadas a la ganadería; doña Gilma Villarreal, casada con el desaparecido Álvaro Garrido Gómez, quienes se dedicaron al comercio con su empresa Disferrellanatas, una distribuidora de gas domiciliario, empresas de transporte, y una empresa de servicio automotriz de nombre Muricenter en Barranquilla, así como a la ganadería; y Alberto Villarreal, dedicado a la agroganadería.

Artículo de: Alberto Carril Guzmán.





.

1 comentario:

  1. ¡Atención Colombia!
    Los mismos que asesinaron a Víctor Villareal, ahora quieren proceder a asesinar a la democracia colombiana, no por la vía de la violencia (donde o les ha resultado) sino por la de las elecciones. ¡No dejen matar su sistema democrático por favor! No lo permitan.

    ResponderEliminar

Escribenos: esquinadelprogreso@gmail.com