viernes, 15 de mayo de 2015

CAMINOS Y VÍAS DEL MAGDALENA




Por: Raúl Ospino Rangel

LOS PRIMEROS CAMINOS

En 1531, el Gobernador de la Provincia de Santa Marta, Don García De Lerma, fue quien realizó los primeros intentos por reconocer por tierra el rumbo del Río Magdalena. Con una expedición de 40 soldados a caballo y 150 peones, cruzó un largo camino a través del Valle de Upar para después tomar el curso del Río Cesar, hasta llegar a su confluencia con el Río Magdalena, en la población de El Banco.

En 1740, el Capitán de Campo de la Provincia de Santa Marta, Don José Fernando De Mier y Guerra, se ocupó de abrir un primer camino desde el Río Cesar y el Paso del Adelantado en el Departamento del Cesar, a través del territorio Chimila.

El segundo camino, o sea la prolongación del primero, lo empezó De Mier y Guerra en 1743, consistía la apertura que pasaba por San Ángel, luego al puerto de Tenerife, hasta llegar al puerto de Cerro San Antonio, sitios ubicados en el Magdalena. Este camino real, que enlazaba al Cesar con el Magdalena, fue terminado de construir en 1745 y su propósito consistía en abastecer a Cartagena, que se encontraba sitiada por la escuadra inglesa al mando del almirante Edward Vernon.

VÍA DE LA CORDIALIDAD



En 1846, se culmina la construcción del camino real entre Santa Marta y Ciénaga. Pero el trayecto Ciénaga-Barranquilla, durante mucho tiempo fue realizado en lanchas y vapores, a través de la Ciénaga Grande de Santa Marta, por el mar Caribe y por el Río Magdalena.

En vista de esta circunstancia, en 1920, la Asamblea del Magdalena, ordena la construcción de la carretera Ciénaga-Barranquilla y la construcción de un puerto en la margen derecha del Río Magdalena, que se denominaría “Puerto Magdalena”. Con base en esta disposición, una sociedad concesionaria se constituyó con este propósito, pero fracasó por falta de recursos económicos.

Fue el empresario cienaguero Juan Bautista Calderón, quien en 1932, visionando el futuro y el desarrollo que traería un medio más efectivo y rápido de transporte, inició con recursos propios la construcción de los primeros tramos, convirtiéndose en pionero de esta importante vía.

Después, como Senador de la República, impulsó la Ley que haría oficial la construcción de los 60 kilómetros que conectan a Barranquilla con Ciénaga; calzada, que se inició en 1956 y culminó en 1960 y a la cual denominaron carretera de La Cordialidad.

Juan B. Calderón, oriundo de Ciénaga, fue un empresario bananero de estirpe liberal, Presidente del Concejo Municipal de Ciénaga, Senador de la República. Desde 1910, representante de la empresa agrícola Sevilla Banana Company y con el caudillo Benjamín Herrera, fue de los fundadores de la Universidad Libre.

La vía de La Cordialidad, que integró a los departamentos de la costa, ha sido catalogada como la obra que mayor daño ambiental ha generado en el país, ya que su pavimentación, iniciada en 1956, llevó al cerramiento de la comunicación de los cuerpos de agua dulce de la Ciénaga Grande de Santa Marta con los de agua salada del Mar Caribe, ocasionando alteraciones en el ecosistema, como el secamiento y muerte de miles de hectáreas de mangles y una baja sedimentación, trayendo como consecuencia erosión costera en varios sitios, especialmente en el kilómetros 19. En 1994 y 1995, como consecuencia de la alta salinidad que se registró en las aguas, hubo mortandad de peces.

Con la carretera de La Cordialidad, llegan los ferry, que transportaban por el Río Magdalena, los vehículos que circulaban de Barranquilla a Santa Marta y viceversa. El primero en hacer trasbordo fue “El Marchena”, propiedad de una empresa fluvial barranquillera. Posteriormente, ingresan a prestar servicio los ferry “El Magdalena”, “El Caribe”, “El Atlántico”, pertenecientes a Ferrocarriles Nacionales de Colombia.

EL PUENTE PUMAREJO

El primero de julio de 1970, se firma el contrato de construcción del Puente Pumarejo, que fue diseñado por el profesor italiano Ricardo Morandi y construido por el Consorcio Cuéllar, Serrano, Gómez, Ltda. y la empresa de ingenieros italianos Lodigiani. Fue la Ley 113 de 1962, que ordenó la construcción del puente, un proyecto impulsado por Alberto Pumarejo Vengoechea, empresario, periodista, político y alcalde de Barranquilla.

El Presidente de Colombia Misael Pastrana Borrero, inaugura el puente el sábado 6 de abril de 1974 como puente “Laureano Gómez”, un nombre que no cayó bien en la sociedad costeña, que nunca ha dejado de llamarlo “Puente Pumarejo”.

A las siete de la noche el puente abrió oficialmente al tráfico vehicular y los transbordadores quedaron cesantes, con la llegada del “Puente Pumarejo” mueren los ferry. Ante esta circunstancia dos se fueron para los puertos de Salamina y Plato y los otros fueron desahuciados por vejez.

En la actualidad los 103 kilómetros, que comunican a Santa Marta con Barranquilla, hacen parte del Consorcio Ruta del Sol II, asociación empresarial privada, que desde el 21 noviembre del año 2006, es la encargada de su mantenimiento y conservación.

EL FERROCARRIL NUNCA LLEGÓ

Desde 1860 el puerto de Santa Marta estaba en crisis, provocada por la dificultad que presentaba la navegación por los caños de Ciénaga Magdalena para el traslado de cargas hacía el Río Magdalena. Ante la situación, surge la idea de construir el Ferrocarril de Santa Marta, para conectar el puerto samario con los pueblos ribereños y el río, lo que permitía la integración vial del Magdalena y la comunicación con la costa y el interior del país. Además, para competirle al auge de los puertos de Barranquilla, Sabanilla y Puerto Colombia, ya que en 1871, se había inaugurado la conexión del ferrocarril de Barranquilla a Puerto Salgar.

Entonces los samarios, constituyeron la “Sociedad Patriótica de Santa Marta”, la cual presionó al Gobierno Nacional con el fin de reactivar el comercio del Magdalena. La solución que presentó el Gobierno Nacional, fue la firma de un contrato el 25 de octubre de 1872, para la construcción de una vía férrea que comunicara a Santa Marta con los puertos ubicados en el Río Magdalena. La construcción del ferrocarril se inició el 17 de junio de 1882 y cinco años después en 1887, se inauguró el primer tramo de Santa Marta a Ciénaga. En 1892, la vía férrea llegó a Río Frío; en 1894, hasta Sevilla y 1906, llega hasta Buenos Aires a orillas del Río Fundación. En 1911 luego de construido el puente sobre el Río Fundación llega al naciente Caserío de La Envida, que luego cambiara por el nombre de Fundación.

De conformidad con el contrato firmado el 1° de Abril de 1881, entre los empresarios Manuel Julián De Mier Rovira y el inglés Robert Joy, con la Gobernación del Magdalena, y ratificado por la Ley 53 del 17 de Junio de 1881, este contrato de exploración, estudios y construcción de un camino férreo, debía llegar hasta Cerro San Antonio. Cuyo trazado ferroviario salía de Santa Marta, a 6 leguas Ciénaga, a 20 leguas Fundación, a 28 Medialuna (Pivijay), a 31 leguas Pivijay, a 33 leguas San Basilio (El Piñón), a 34 Sabanas (El Piñón) a 35 Tiogollo (El Piñón), a 37 leguas Cantagallar (El Piñón), y a 39 leguas su final en el Municipio de Cerro San Antonio.

Este contrato fue incumplido tanto por el Gobierno como por los empresarios, ya que la vía ferroviaria sólo la construyeron hasta Fundación. El Congreso de la República en 1887, cambió el tramo original que llegaba hasta Cerro San Antonio, autorizando una modificación para que su fin fuese la población de Plato y más tarde otra modificación para que terminara en El Banco. Pero en realidad no les interesó continuar más allá de Fundación, puesto que el interés del ferrocarril, se centraba en atender el comercio del banano, lo que perjudicó enormemente a la región centro y ribereña del Magdalena.

CARRETERA FUNDACIÓN-PIVIJAY-SALAMIMA

Esta carretera que conecta a los municipios de Fundación, Pivijay y Salamina, tuvo su primera intervención pública en el año de 1940, cuando se contrataron bulldozer para el mejoramiento del antiguo camino real. La vía tiene una longitud total de 51.5 kilómetros de los cuales en el año 2006, se alcanzaron a pavimentar 30 kilómetros, hasta el corregimiento de Piñuela, jurisdicción de Pivijay. Faltando por pavimentar el tramo Piñuela-cabecera municipal Pivijay.

El otro tramo que comunica a Pivijay, con Salamina, fue asfalto en el año 1998, pero en la actualidad presenta un alto estado de deterioro debido a las crecientes del Río Magdalena en los años 2007, 2008 y 2010; ya que muchos tramos, fueron arrasados por las fuertes crecientes, dejando muchos sitios destapados.

TRANSVERSAL DE LAS AMÉRICAS

 Este proyecto vial ubicado en el sur del Magdalena, comprende la construcción de 67 kilómetros de pavimento desde la cabecera municipal de Santana, hasta el corregimiento de La Gloria en Nueva Granada Magdalena. Además la construcción del puente sobre el Río Magdalena, que une a Santana Magdalena, con Talaigua Bolívar. Puente de 511 metros lineales; 11 metros, 70 centímetros de ancho; 17 metros de altura. Obras que para el año 2015, se encuentran en un 70 por ciento de construcción. El primer tramo pavimentado de esta vía, fue el comprendido entre la cabecera municipal de Santana y la entrada a Pijiño del Carmen, el cual se inició en 1996. Solo hasta el año 2014, se reiniciaron las obras de pavimentación.

Esta vía que nace en el municipio de Santana, pasa por Pijiño del Carmen, luego a Pueblito Los Andes, hasta empalmar con la vía “Los Contenedores”, en el corregimiento de La Gloria, municipio Nueva Granada; tuvo sus inicios como carreteable en 1970, cuando Obras Públicas del Magdalena, construyó el tramo de una montaña espesa de árboles maderables entre el punto La Gloria (antes perteneciente al municipio de Plato), con el puerto de Santana, población a orillas del Río Magdalena. La construcción del carreteable, originó la fundación del corregimiento Pueblito Los Andes en 1971, hoy en jurisdicción de Nueva Granada Magdalena.

OTRAS VÍAS

La vía que comunica a Santa Marta con El Rodadero, fue construida en el año de 1951, constituyéndose como una de las vías de gran importancia para el Magdalena. 

De igual manera la “Troncal del Caribe”, terminada en 1974, que comunica a Santa Marta con Riohacha y el Departamento de la Guajira. 

Se encuentra también la “Vía de las Oportunidades”, tramo pavimentado en el año 2014 y que comunica al corregimiento Loma del Bálsamo, con la población de Algarrobo, para seguir línea recta hasta San Ángel.

En el año 2015, un anhelo de las comunidades ribereñas es cumplido por el Gobernador del Magdalena Luis Miguel Cotes y el Presidente de la República Juan Manuel Santos; al hacer realidad la marginal del río o “Vía de la Prosperidad”, pavimentando 53 kilómetros desde la población de Palermo, hasta el municipio de Salamina, correspondiente al primer tramo de esta vía, que debe llegar en un segundo tramo hasta el municipio de Plato. Otra vía ejecutada en el 2015, es la vía Mamatoco-Minca-La Tagua, en la Sierra Nevada de Santa Marta, con un trayecto de 17 kilómetros de pavimentación.



2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...