domingo, 17 de julio de 2016

LOS MAGDALENENSES QUE HICIERON HISTORIA EN BARRANQUILLA

Grandes empresarios y personalidades contaba el Departamento del Magdalena, a comienzos del siglo XIX; pero que migraron hacía Barranquilla, a partir de la segunda mitad del mismo siglo, entre otras razones: Por las continuas guerras civiles en Santa Marta, la autorización en 1842 al pueblo de Sabanillas para convertirse en puerto importador, y la construcción en 1871 del ferrocarril Barranquilla-Sabanillas. Veamos quienes fueron

TOMAS SURÍ SALCEDO



Nació el 18 de septiembre de 1865 en Santa Marta, hombre de negocios y político. Inicia labores con su padre en el aserradero “La Industria” siendo en su época una de las empresas más importantes. Incursionó en la política siendo varias veces Presidente del Directorio Liberal del Departamento del Atlántico, de igual manera desempeñó la presidencia del concejo Municipal de Barranquilla. Actuó como representante al congreso en los años de 1915 a 1916. Fue Ministro de Hacienda en 1918. Escritor, publicó artículos sobre hacienda pública y sobre vías de comunicación, a lo cual prestó gran atención. Intervino en la gestión de la obra “Bocas de Ceniza”, a la que dedicó muchos años de su vida, dictando conferencias, interesando a las personas influyentes de la capital, interviniendo en debates y movilizando la opinión pública. Fue así como en 1919, marcó el comienzo de la organización de la Compañía Colombiana de Bocas de Ceniza, iniciadora de los primeros estudios técnicos, de la cual hizo parte en la Junta Directiva. Gestionó la construcción del mercado de granos, la adquisición del predio del Parque 11 de Noviembre de Barranquilla.
EMILIANO VENGOECHEA DÁVILA: En 1886 la presidencia del carnaval de Barranquilla, la asumió este emprendedor samario. Luego en 1888, funda un teatro denominado Teatro Municipal Emiliano Vengoechea, en donde se celebraban los bailes de carnaval de la sociedad barranquillera. En 1892 es designado presidente del teatro.
HERIBERTO VENGOECHEA: General conservador de la Guerra de los Mil Días (1899-1902), creador de la primera Batalla de Flores realizada en 1903. El siglo XX comienza triste para el Carnaval de Barranquilla. A raíz de la Guerra de los Mil Días, la organización de las festividades fue suspendida entre 1898 y 1902. Los clubes también decidieron cancelar todos los bailes, aunque el festejo popular no quedó interrumpido. Para celebrar el fin de la guerra, a comienzos de 1903, el jefe de la plaza, general Heriberto Vengoechea, decidió organizar una batalla, pero de flores. El General decidió que la batalla se debía realizar el sábado en horas de la tarde, incluyendo así a partir de ese momento un día a las festividades que hasta la fecha se iniciaban el domingo. La batalla se efectuaba en coches tirados por caballos, unos figurando lindas alegorías, otros adornados con multitud de flores naturales y artificiales.
EMILIANO VENGOECHEA DIAZGRANADOS: Nació en 1912, fue un hombre de empresa, ferretero y comerciante, de estirpe pionera y carnavalera, siempre inquieto por las costumbres vernáculas de su querida Barranquilla, de la que era oriundo, pero con raíces samarias. Su primo Pedro Vengoechea fundó la Gran Cumbiamba del Club Barranquilla, con la danza de El Torito, y su prima Poma (hermana de Pedro Vengoechea) hizo lo propio con el Garabato en el mismo centro social en 1936. Otra prima suya, Toña Vengoechea Vives, fue la primera reina popular del Carnaval de Barranquilla en 1923. Su abuelo Emiliano Vengoechea Dávila, fue fundador del teatro que llevaba su nombre, donde se realizaban los grandes bailes de carnaval en Barranquilla. Heriberto Vengoechea (tío-abuelo de Emilianito) fue el fundador de la Batalla de Flores. A Don Emilianito se le reconoce por ser el que revivió el Garabato; lo sacó de los estratos populares y lo llevó a la alta sociedad, como la del Country Club de Barranquilla. Allí en 1939, sacó la danza a las principales calles de la ciudad, aledañas al Country, donde siempre la encabezaba junto a la soberana de las fiestas y reinas de belleza, y nunca faltaba a pesar de la grave enfermedad que lo aquejaba. El fundador del Garabato del Country Club murió en 1991.
PEDRO MARÍA REVOLLO: Presbítero católico nacido en Ciénaga el 23 de enero de 1868, murió en Barranquilla el 31 de enero de 1960. Pero la obra que le agradecerá eternamente Barranquilla es la creación, gracias a su tenacidad, de la diócesis en 1932, elevada a arquidiócesis en 1969.
RICARDO ARJONA SARDÁ: Oriundo de Ciénaga, hermano de Isabel Arjona Sardá, casada con el también empresario cienaguero Evaristo Obregón Diazgranados. Ricardo Arjona Sardá vinculado al comercio del ganado, en 1883 funda la fábrica de jabones “La Cubana”, la que producía trescientas mil barras mensuales y consumía en su producción toda la grasa conseguida en Barranquilla. También tuvo una fábrica de cigarrillos.
GREGORIO OBREGÓN BUSTAMANTE: Español establecido en Santa Marta en 1810, en esta ciudad creó un negocio donde vendía todo tipo de mercancía importada. Se casó en Santa Marta con María Petrona Ujueta (1756-1866), de cuya unión nació Andrés Obregón Ujueta y cuatro hermanos más.
 ANDRÉS OBREGÓN UJUETA (Hijo de Gregorio Obregón Bustamante): Comerciante samario casado con Dolores Díaz granados, que al morir dejó una considerable suma de dinero, bienes y una sólida tradición mercantil; su esposa proveniente de una familia de raigambre colonial y propietaria de grandes extensiones de tierra en el Departamento del Magdalena.
 EVARISTO OBREGÓN DIAZGRANADOS (Hijo de Andrés Obregón Ujueta): Nació en Santa Marta en 1848, murió en París en 1938, casado con la cienaguera Isabel Arjona Sardá en 1875. Su primer ensayo fabril fue la fábrica de jabones “La Costeña”, fundada en 1901; propietario de la fábrica de Tejidos Obregón, Fundada en 1909 por la casa comercial Evaristo Obregón y Compañía. Tejidos Obregón fue la sexta gran textilera fundada en Colombia, desde sus inicios se constituyó en la primera textilera colombiana, posición que ocupó hasta mediados del decenio de 1930, cuando comenzó a ser desplazada por las textileras antioqueñas. A su legado económico le sumó la dote conyugal de su esposa Isabel Arjona Sardá, nacida en Ciénaga en 1852 y quien heredó del general patriota José Sarda, su abuelo materno, grandes propiedades territoriales en ese mismo departamento. En 1872 se trasladó a Barranquilla atraído, al igual que sus primos los Ujueta y su cuñado, el empresario Ricardo Arjona Sarda, por las posibilidades que brindaba esta ciudad una vez inaugurado el ferrocarril que la unía con el mar, obra que terminó por conceder a Barranquilla la hegemonía portuaria y comercial en Colombia. Desde Barranquilla, hizo exportaciones de ganado en pie, hacia las Antillas y Centroamérica, además de las importaciones de textiles ingleses, de la actividad bancaria, de la compraventa de tierras en los pueblos ribereños de Remolino, Sitionuevo, Zona Bananera, y de la navegación fluvial, sus principales áreas de inversiones.

 PEDRO SALZEDO DEL VILLAR

Martín Salzedo Ramón
Este historiador proveniente de Mompox, y descendiente de judíos sefarditas se radica en Santa Marta, donde contrae matrimonio con la samaria Ana Ramón, de cuya unión nacen los siguientes hijos: Pedro, Rafael, Martín, Francísco, José y Napoleón Salzedo Ramón. En 1871 los hermanos Salzedo Ramón, se trasladan a Barranquilla, donde fundan en 1874, un taller artesanal para procesar cueros y empacar algodón. En 1877 fundan en Barranquilla, la fábrica de textil “La Industria”, con ventas que en 1882 ascendieron a $37.825,20. Esta fábrica en 1892, producía aceites, jabones y bujías esteáricas. De igual manera máquinas para aserrar, para cepillar, tornear maderas, para desmotar algodón, todas movidas por vapor; fabricaba también muebles de toda clase. 

Su Martín Salcedo Ramón quien falleció en mayo del año 1924 en Panamá, se casó en Santa Marta con Paulina Campo Serrano y Riascos, hija del General y Presidente deColombia José María Campo Serrano. Durante la existencia del Estado Soberano del Magdalena, fue designado su Presidente, por la Corte Superior, en los siguientes periodos: - 23 de agosto de 1875 y primero de octubre de 1883.
En 1886, fue Presidente del Estado y Jefe Civil y Militar. 
Luego el 2 de enero del año 1887, fue designado Gobernador del nuevo Departamento del Magdalena, ya no era Estado Soberano del Magdalena.
 RAMÓN B. JIMENO COLLANTES: Nació y se casó en Ciénaga con Mercedes Macías Macaya; al morir su esposa, se casó nuevamente con la hermana de esta, el 21 diciembre de 1872 en Cartagena. Constructor con Ramón Santo Domingo Vila, del ferrocarril Barranquilla-Sabanilla en 1871. En 1865 el Estado Soberano de Bolívar, decide construir un ferrocarril entre las localidades de Barranquilla y Sabanilla, con el fin de facilitar y abaratar el transbordo de los barcos de mar a los barcos de vapores del Río Magdalena y viceversa. Como el Estado de Bolívar, no tenía los recursos para semejante obra, firmó contrato con dos acaudalados hombres de negocio, reconocidos por su participación notoria en la economía y en la política. Fue así como el cienaguero Ramón Jimeno Collantes y Ramón Santodomingo Vila, formaron una sociedad para hacer realidad el proyecto del ferrocarril. Esta primera sociedad fracasó, porque en 1868, Ramón Jimeno Collantes con otros socios alemanes, formó la Compañía del Ferrocarril de Barranquilla y Sabanilla. De esta manera el 2 de febrero de 1869, a orillas del Río Magdalena, comenzó la construcción de la carrilera y de la estación terminal, a la cual se le dio el nombre de Estación Montoya, como reconocimiento al apellido de un antioqueño, pionero de la navegación a vapor. El primero de enero de 1871, gracias al empuje empresarial de Ramón Jimeno Collantes, se dio el servicio del ferrocarril desde Barranquilla, hasta la aldea Sabanilla. Esta aldea, luego fue rebautizada con el nombre de Puerto Salgar. En 1877 Ramón Jimeno Collantes, construyó el primer acueducto de Barranquilla y el acueducto de Bogotá. Su hermano el General Nicolás Jimeno Collantes, fue también un reconocido militar en ese siglo.
 JORGE N. ABELLO: Nació en Santa Marta en 1856; murió en Barranquilla, en 1940. Educador, concejal, diputado y funcionario público. Autor y ponente de la Ley No. 29 de 1909, la primera disposición legal que facultó al gobierno para contratar la apertura y canalización de las Bocas de Ceniza. En 1905 publicó “El Departamento del Atlántico”, texto oficial de los colegios de la época. Autor de “Panorama de Medio Siglo” (1928), de un texto sobre “Francisco Cisneros” (1939) y otro sobre “El Ferrocarril de Barranquilla” (1940).
 EMILIO FORTOU PEREIRA: Emilio Fortou Pereira hijo del inmigrante francés Emilio Fortou Legrand (quien había trabajado como técnico electrónico en la United Fruit Company), nació en Santa Marta el 16 de abril de 1920. Se hizo ingeniero eléctrico y durante la Segunda Guerra Mundial trabajó en Avianca como supervisor de radiocomunicaciones aéreas; luego abrió un negocio independiente de servicios técnicos de radiodifusión, que lo llevó a construir equipos para Emisoras Unidas y La Voz de Santa Marta. En 1938 el Ministerio de Comunicaciones, le expide licencia como supervisor de radiocomunicaciones aéreas, y en 1945 fundó en la zona industrial de Barranquilla, la empresa de Discos Tropical (Industrias Fonográficas de Barranquilla). A partir de 1946 se dedicó a prestar servicios técnicos a varias emisoras costeñas, a él, se le atribuye haber construido la primera sala de grabación especialmente tratada para controlar el sonido. Empezó como radioaficionado desde los 15 años y logró su primer estudio de grabación improvisado en una de las habitaciones de su casa. Con los años Discos Tropical, sería la empresa con modernas plantas de impresión y prensaje de discos y LP. Por esa casa disquera, pasaron grandes de la música. En los años setenta con el boom de la música, toma un contrato con Discos Gema y Swing, trayendo a Colombia importantes interpretes mundiales.
 La idea de la industria musical surgió en junio de 1948, cuando en Santa Marta instala equipos de comunicación construidos por él mismo para La Voz de Santa Marta, emisora de Julio Sánchez Trujillo, quien le sugirió montar una fábrica de discos porque en el país no había ninguna, ya que Discos Fuentes de Cartagena, fabricaba sus discos en el exterior. En diciembre de 1948 llegó la primera prensa, que Emilio Fortou instaló en el garaje de su casa.El nombre de Discos tropical, se inspira en el carácter tropical de Barranquilla, una ciudad para la época con árboles de matarratón y palmeras, por eso en el logo se incluyó una palmera. Su primer disco fue “El Toro de Plata”, composición del cienaguero Gustavo Rada, interpretada por Bovea y sus Vallenatos, que nunca salió al mercado porque quedó muy mal grabado. El primer éxito fue el cuarto disco que promovió esta naciente empresa: “Pachito Eché”, interpretado por la Orquesta de Alex Tovar, grabado en la Emisora Nueva Granada de Bogotá.El declive administrativo y de recursos empezó a finales de los años ochenta cuando todo su archivo musical fue vendido a Discos Fuentes, su gran competidor. En 1990 Luis Emilio Fortou Pereira, protocolizó la cesión y traspaso de todo el catálogo, marcas y sellos de Discos Tropical a perpetuidad y para todo el mundo a Discos Fuentes. Con esta compra Discos Fuentes adquirió las cintas, estámperes, acetatos, y principalmente los derechos para la explotación comercial de una gran historia musical que Luis Emilio Fortou había creado en 1945.

Por Raúl Ospino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...